Jul 142010
 

Con motivo de hacer una puesta en común de proyectos finales de seminario, tuvimos nuestra primera sesión sincrónica online con el grupo de alumnos(*) de la Licenciatura en Tecnologías de la Información de la USAL de Rosario


Un día antes de la sesión mandé un mensaje al grupo con el link para Elluminate invitándolos a entrar antes de la hora de la sesión así podían ir probando la plataforma, configurando audio y parlantes. Ellos nunca habían participado de una sesión sincrónica online y esto les causaba ansiedad (de la buena), así que varios entraron el día anterior y empezaron a jugar, “a meter mano”. Es más, se lo tomaron muy en serio: cuando llegué a la sesión el día y a la hora señalada, ya estaban todos allí: habían tomado la sesión totalmente, saltaban imágenes de video en popups, el chat corría como loco, se escuchaban varias voces distorsionadas (los primeros 10 minutos de la grabación muestran esto). Un absoluto caos (¡una fiesta!). Posiblemente tanto caos me haya puesto nerviosa porque al tratar de poner orden toqué algo que me dejó sin audio y tardé casi toda la sesión en solucionar mi falta de micrófono.

Sin voz, intenté aclararles por el chat que varios micrófonos a la vez y además los videos distorsionaban la voz, pero estaban tan apasionados probando la herramienta que ni me prestaron atención. Entonces empecé a anular la posibilidad de usar el video, fui sacando micrófonos uno a uno y cuando llegamos a que hubiera dos micrófonos habilitados y la sesión poudiera comenzar, yo seguía sin poder resolver mi problema de micrófono. 

Sin querer, ocurrió lo mejor: el docente no tenía voz. Puse entonces como “moderador” de la sesión a un alumno. Mario Canoni, recién llegado a la sesión, aceptó el desafío. Él nunca había estado en una sesión sincrónica ni de Elluminate ni de ninguna otra, ofició de moderador excelentemente, guiando y ayudando a sus compañeros. Yo estaba, pero no se me veía. Podía decir algo en el chat pero no era muy tenido en cuenta 🙂

Usé un poco la pizarra pero me terminé aflojando, me quedé a un lado de testigo y felizmente pude comprobar cómo la autoorganización emnergía: se ayudaron, empezaron a darse voz de a uno, a presentar sus proyectos (Mario, el moderador, me pedía que le diera micrófono a alguien y yo así lo hacía), ellos se hacían preguntas por el chat, escribían en la pizarra. Compartieron. Aprendieron.

Yo también aprendí: 
¡Cuando el docente no está en el escenario como centro de la atención, los protagonistas son los alumnos y la atención está en el aprendizaje personal de cada uno! Simple: ¡callate!

Para facilitar el aprendizaje de otros, disponer la situación, dar contexto, entusiasmar e invitar, estar por atrás para darles contención y un punto de referencia… es suficiente. Ellos -entre ellos-, van a aprender. Necesitan experimentar, cometer errores, meter mano, ayudarse, crear, apropiarse.  Y listo.

(*) Vale aclarar que los alumnos son todos docentes (por lo tanto, en líneas generales, son personas a las que les gusta aprender) que cursan una licenciatura sobre tecnología en educación. Y esto hace una gran diferencia, especialmente en lo que hace a la actitud frente al cambio, ya que ellos mismos buscaron una formación específica en el área del cambio por excelencia: las TIC y la educación.

***Estoy en proceso de subir la grabación de la sesión a la plataforma que usamos con el grupo #USAL_tic

Share Button
 14/07/2010  Posted by  Docentes Tagged with: ,  5 Responses »
Jun 112010
 

La sesión sincrónica de ayer estaba motivada por los proyectos finales del taller de investigación online para docentes TIOD10: estamos en la recta final y estamos trabajando con algunos participantes en sus trabajos finales.

Los facilitadores del TIOD10, Eduardo Peirano y yo, también tenemos un proyecto final. Decidimos abrir nuestro debate acerca de la evaluación en un curso conectivista. Este debate tiene mucho futuro porque de hecho nadie termina de saber cómo trabajar las evaluaciones justamente porque se trata desde una perspectiva de aprendizzaje en red, más autónomo, entre pares, creativo, colaborativo … así dice uno de los principios del conectivismo: “La capacidad para aprender es más importante que el conocimiento que se posee en cada momento.”.

En la sesión de ayer los entornos personales de aprendizaje (PLE) fueron eje porque este taller tiene como proyecto final natural (quieran hacerlo o no) la necesidad de diseñar el propio entorno de aprendizaje. Que los participantes hayan entendido esto como requisito luego de transitar el TIOD10 es para mi un éxito del taller.

Eduardo dice que en el taller nosotros “dimos” mal el tema PLE y creo que tiene razón, la sesión de ayer nos terminó de demostrar eso. Justamente porque encontramos una manera de trabajar bien el tema.

En el TIOD10 nosotros propusimos el tema PLE en la tercera semana de curso porque creíamos que luego de sentir un poco el caos que se hace visibler cuando uno empieza a investigar temas en la web

un PLE es el salvavidas digital que necesitás para no ahogarte.

Sin embargo, descubrimos que tocar el tema PLE en ese momento fue muy pronto. Lo supimos porque casi ninguno de los participantes pudo aportar en ese momento (sin duda, de manera individual sí estaban elaborando al respecto, pero no publicaron sus procesos) y en una sesión sincrónica posterior varios participantes compartieron su frustración con el tema explicitando que para ellos el PLE debería ser un punto de llegada y no de partida. En función de esto, volvimos a proponer el PLE en una de las semanas finales del taller: el PLE como punto de llegada.

En resúmen, al tratar el tema PLE nosotros decidimos dar algunas referencias (dos específicamente, queríamos que cada uno buscara las suyas) y dimos ejemplos de PLE (los propios). Algunos compartieron sus PLE como mapas, sólo una participante mostró su PLE en un post (publicando los links de su entorno) y la gran mayoría hizo silencio. Luego, en el segundo intento de trabajar PLE, invitamos a los participantes a sambullirse en las presentaciones que Downes hizo en su visita a la Argentina, cuyo eje fue la personalización del aprendizaje.

Ayer cambiaron las cosas: charlando sobre los PLE, preguntando cuáles eran las dificultades terminamos mostrando -participantes y facilitadores- nuestras estrategias y decisiones al diseñar nuestros entornos personales de aprendizaje.

Es bueno registrar que esta es una buena manera de presentar PLE:

  • en una sesión sincrónica compartir el link de un PLE
  • contar las estrategias, el “backstage” de diseño de ese entorno.
  • Al trabajar de esta manera el concepto PLE, desde la práctiva, modelando, naturalmente se pueden dar identificaciones (“a mí tambiñen me pasa: mi ple se expande”), preguntas, dudas…y lo que es más fuerte: entender que ellos muy posiblemente ya casi tengan un PLE… y que quizás lo que les falta sea tomárselo en serio.

Ayer Eduardo comentó que en 1997 creó su primera página de inicio. La necesidad lo llevó a hacerlo: quería mostrarle a un sobrino alguna página que le interesaba y en el momento de ponerse frente a la pantalla no la encontraba. Un link en la página de inicio soluciona esto. Ampliando esta experiencia:
ordenar los contenidos a los que uno quiere ir, tener a mano las fuentes importantes para el propio trabajo/aprendizaje, no perder tiempo en rastrear un tema, seguir de cerca una investigación, tener un directorio de colegas… Finalmente tenemos un PLE.



¿Cuántos de nosotros tenemos o tuvimos un PLE sin saberlo? Ponerle a nuestra práctica y diseño frente al propio aprendizaje el nombre “entorno personal de aprendizaje” no es sólo etiquetarlo, ponerle encima la teoría para entenderlo, creo que se trata de hacerse cargo de que estamos solos y con otros. De que aprender lo que sea necesario para sobrevivir en este mundo, de la manera que nosotros queremos necesita de una red y especialmente necesita de hacerse responsable del aprendizaje: es nuestra responsabilidad aprender.

Si querés celeste… diseñá tu aprendizaje. Y armate una buena red, una red generosa, creativa, fuerte. Y elegí buenos maestros, aquellos que te faciliten el aprendizaje, te planteen desafíos, te inspiren a descubrir, que enseñen lo que no saben. Y no esperes que nadie te dé nada digerido, porque lo que ya está digerido no alimenta. Y entonces a abandonar las quejas, porque se trata de una buena noticia: allí está todo para aprender muy disponible. Sólo es necesario hacerse cargo y lanzarse. La red te ataja.

Para quien quiera ver ejemplos de PLE reales (para mí los ejemplos son el mejor estímulo para lanzarse a dieñar el propio):
>>Mi PLE para facilitar el TIOD10 (¡le faltan algunas actualizaciones!)
>> Mi PLE para participar del curso CCK09
>> Y un entorno de aprendizaje/trabajo que diseñé para el Proyecto Rediseñar: un agregador de contenidos que cosecha las producciones de los alumnos, las discusiones y fuentes que circulan entre no-alumnos y no-docentes via twitter, etc.
>> PLE en Delicious de Eduardo Peirano para facilitar el TIOD10
>> Y un excelente y completo resumen y directorio de PLE reales de Eduardo Peirano

Share Button

WP template by Suffusion