Sep 052011
 

El Congreso Internacional de Inclusión Digital Educativa organizado por el Programa Conectar Igualdad es una buena noticia. Asistí a varias conferencias y exposiciones y sobre todo anduve los pasillos y aprecie las caras de quienes estábamos allí: fue muy feliz encontrarse, charlar, pensar, compartir. Como el aula, un congreso es un espacio social que puede convertirse en un hecho pedagógico, para mí lo fue. El Programa Conectar Igualdad está generando espacios y climas de aprendizaje.

>Tener calle en el aula, nuevos espacios sociales.

Los alumnos de la escuela pública aprenden algo de lo que necesitan afuera del aula: mayormente en la calle y a los golpes.Otro tanto lo aprenden en la tele, muchas veces, justamente lo contrario a lo que necesitan ( a consumir con lo que no tienen, por ej). Frente a esto Conectar Igualdad genera un nuevo espacio social: las redes. Las que se traman en internet o las intranets. De este nuevo espacio social generado por un nuevo contexto tecnológico trató el Congreso. Cómo aprovechar al máximo esta nueva situación, qué necesidades nuevas presenta, qué conflictos, qué es necesario saber para enseñar en este contexto, qué es necesario aprender en este contexto y cómo, cómo deben ser los vínculos entre docentes, docentes y alumnos, y -en especial- cómo debe ser el vínculo entre todos y la producción de conocimiento.

foto: Ana Laura Rossaro

>Inclusión social, digital y todas


La facultad de derecho de la UBA fue el lugar elegido para hablar de las crisis y oportunidades de la educación. La necesidad de cambio, eso de lo que se viene hablando desde que se creó el sistema educativo, cobra otro sentido cuando se sale a tomar aire a una galería de columnas dóricas. Mucho de lo que se decía en las conferencias chocaba con el hormigón de la facultad: hoy el conocimiento habita espacios muy diferentes al aula magna; hoy se filtra, se esparce, se comparte y distribuye por una red desordenada y caótica.

Cuando hablamos de inclusión digital educativa se “apunta a democratizar el acceso de todos y todas a las nuevas tecnologías en el contexto educativo” para evitar nuevas marginalidades como la de “desconectado”, y también un paso más allá de la conexión: ser capaz de aprovechar ese contexto de red libre, acceder y apropiarse del conocimiento que circula en la red. Ya en un contexto de libre acceso al conocimiento la desigualdad la establece la calidad de uso, las habilidades que se tenga para aprovechar esa riqueza y, luego, la posibilidad de apropiación (brechas de acceso, uso y apropiación).

Juan Carlos Tedesco (ex ministro de educación de la nación) distinguió en su exposición dos maneras de tratar la inclusión digital, una política de inclusión digital en tanto alfabetización digital: acceso y dominio del uso de la tecnología en forma universal, y otra: la inclusión de la tecnología como dispositivo de aprendizaje, con su especificidad pedagógica. Con esto y la mención a las deficiencias de aprendizaje que se registran (los alumnos no aprenden a sumar, restar, dividir, leer y escribir como querríamos) Tedesco fue el expositor que más cerca estuvo de tocar un tema eje de la educación hoy: la inclusión básica que lograba el sistema antes (homogeneizando, haciendo que todos sepan leer y escribir) ya no está funcionando. En el proyecto 1a1sarmiento (piloto en el que participé en su primera fase) experimentamos mucho esa problemática. El acceso en tanto conexión favorece a todos pero sólo logran un uso de las nuevas tecnologías quienes pueden hacerlo; para los alumnos con situaciones de vida marginales el estímulo extra que puede suponer la conexión y el trabajo con netbooks (o la implementación de un modelo pedagógico 1a1) no alcanza. En relación a la apropiación de nuevas tecnologías sí el modelo pedagógico 1a1 puede influir y mucho pero ¿qué hacer con quiénes no se apropiaron aún de la escritura -que son una gran parte de los alumnos de las escuelas públicas-? ¿Debe renunciar la escuela media a lograr que los alumnos obtengan los aprendizajes que se esperaba obtuvieran  en el nivel primario? ¿Qué es necesario modificar del nivel medio para adaptarse a esta necesidad y resolverla?



>Peleándole a la exclusión con pizarrones, netbooks o lo que tengamos a mano


Los nuevos desafíos de la sociedad del conocimiento se suman al presente trazando un entramado imposible de controlar; marea, desconcierta y nos da tantas posibilidades como exigencias. En este contexto las aulas son el territorio de la contradicción: un orden diseñado para objetivos del pasado habitado por las necesidades del presente. Docentes y alumnos cargan con la difícil tarea de encarnar esta contradicción.

Necesitamos un próximo congreso que trabaje sobre la tensión que se plantea cuando asumimos objetivos de deserción cero e inclusión dentro de un sistema cuyas reglas y prácticas son tradicionalmente excluyentes

Dentro de una lógica excluyente, el aula 1a1 corre el riesgo de excluir de la misma manera que el modelo tradicional o incluso aún más, sólo por tratarse de una exigencia diferente. Esta tensión hoy se resuelve (positiva o negativamente) puertas adentro de las escuelas en función de la alquimia que se provoque entre población de alumnos, cuerpo docente y el impulso de la dirección. Es necesario crear estrategias de manera conjunta. Se trata de un problema de difícil solución: rectores compartiendo experiencias, docentes planteando problemáticas y aciertos, alumnos describiendo sus trayectos, podrían ayudar a construir la nueva lógica que necesitamos para que nadie se quede afuera de la educación.

>Inclusión de la boca para adentro


¿Alcanzan las netbooks para derribar barreras, dificultades y/o resistencias por parte de los alumnos? Creer que un nuevo modelo pedagógico como el 1a1 puede lograr resolver problemas que exceden lo educativo  puede derribar al propio modelo (que recién está en construcción y tiene muchas potencias que no deberíamos perdernos). Es muy difícil aprender a leer, sumar, dividir, escribir si se tiene hambre (que es lo que se ve en las escuelas de nivel medio de la ciudad de Buenos Aires, en próxima entrada trataré las vergonzosas viandas de las escuelas de Bs As, ¿es igual en otras ciudades?). Cuando hablamos de inclusión, queramos o no, este sí es un problema de la educación ya que es el sistema educativo el que contiene estas circunstancias.

>No son herramientas, es disrupción

A diferencia de los objetivos que el sistema educativo tuvo en su origen (homogeneizar para crear una nación) Nelson Pretto, docente de la Universidad Federal de Bahia, dijo “no hablar de educación en singular sino de Educaciones“. El modelo pedagógico 1a1 tiene que ver con personalizar la educación, algo que se viene tratando y varios expositores mencionaron: dejar entrar la diversidad al aula. Pretto (como George Siemens y otros) también hizo énfasis en que no se trata de nuevas maneras de hacer lo que hacíamos, o sea, herramientas que agilizan procesos, sino de la creación de nuevos espacios sociales. Para la educación esto es significativo: todos los sistemas educativos del mundo se basan en un espacio social: el aula. Tener un nuevo espacio social definitivamente es disruptivo, propone otras formas de establecer vínculos de aprendizaje.

>Educaciones emancipadoras

Fueron varios los expositores que destacaron la necesidad de empoderamiento docente. Claro que no se trata del poder autoritario del explicador que autoriza a ser el único poseedor del saber, sino poder en serio, ser productores de conocimiento. Es requisito para mejorar la educación que los docentes no sean reproductores de recetas escritas por expertos sino quienes favorezcan con su trabajo la producción de conocimiento propia y de los alumnos. Un primer paso: para que los docentes dejen de reproducir recetas hay que dejar de dárselas, y tal vez, escucharlos.

Cecilia Sagol (coordinadora de contenidos de Educ.ar) aportó formas de lograr ese cambio en el rol docente. Comentó que los contenidos del portal Educ.ar (que en 2012 llegarán a la milagrosa cantidad de 100 mil) “son unidades vivas para reutilización docente“, están allí para que los docentes se apropien de ellos, los remixen, hagan lo que quieran. Con el repositorio -en el que están trabajando- además de tener acceso fácil a todos los contenidos de Educ.ar, Pakaka y Encuentro, con un click en el botón experiencias, los docentes podrán publicar sus trabajos, algo que yo estaba esperando: no sólo bajar sino subir información. ¿Qué más se puede hacer para que quienes tienen la responsabilidad del aula puedan hacer cada vez mejor su trabajo? Con el modelo 1a1 acá tenemos mucho para explorar; poblar el aula, trabajar con equipos de docentes para que el intercambio personalizado sea posible, por ejemplo, es algo que el proyecto 1a1sarmiento puso a prueba y parece ser una buena estrategia.

En esta línea, Marisa Diaz (Directora Nacional de Gestión Educativa) dijo algo que entiendo como buena orientación “Asumimos que los docentes siempre han innovado, Conectar Igualdad se suma a esa práctica propia del docente: crear” y recrear/se. La innovación sucede en espacios de emergencia: el aula es ese espacio por excelencia. Frente a la urgencia diaria de tener que dar respuesta a las diferentes demandas de un grupo de niños o jóvenes, los docentes necesitan ser creativos. Las netbooks y el acceso al trabajo en red que posibilita Conectar Igualdad favorecen esta exigente tarea.

>Solidaridad por amor o por necesidad (no podemos solos)

Nelson Pretto provocó con “La ética hacker para la formación docente“. La ética hacker no es otra cosa que solidaridad. Él describió distintos aspectos de esta solidaridad apoyada en una red abierta y su mirada desde la educación. Dio ejemplos de conocimiento compartido como Science Commons y muchas citas de referentes en el tema. Una de mis preferidas: “nos hacen creer que copiar es robo cuando es encender una vela con otra”. Parafraseando: compartir y posibilitar conocimiento, cultura, aprendizajes, es decir, educar, es encender una vela con otra. Celebro este clima de velas encendidas.

>>Conversación en Twitter 1 septiembre:http://www.tweetdoc.org/View/22151/Congreso-Inclusi%C3%B3n-DIgital-Educativa-
>>Conversación en Twitter 2 septiembre: http://www.tweetdoc.org/View/22152/Congreso-Inclusi%C3%B3n-DIgital-Educativa-

Share Button
Dic 012010
 

El evento #redeschat de hoy se trata sobre autoevaluaciones y evaluación entre pares. Más info sobre el evento acá.


– P1) ¿Qué aprendí este año sobre el aprendizaje con redes
mi video-respuesta:

Aprendí que “Pide y se te concederá” es verdad. Antes, la mayoría de las veces, las ideas quedaban en mi cabeza, ahora puedo bajarlas a la red (una nueva manera de bajar a tierra) y hacerlas realidad. HACER realidad, probar, prototipar. En la red, formar equipos creativos es más fácil, organizarse es más fácil, publicar es muy fácil, compartir es un placer. Aprender como quiero es  posible. Acceder es un lujo posible. Divertirse aprendiendo y trabajando es cosa cotidiana.
El video que pegué arriba muestra colaboración, creatividad, trabajo en equipo, sueños posibles, conexiones maravillosas. Lo conseguí por colaboración, me lo paso @ariglazer. Y ahora se los paso, que lo disfruten.

– P2) ¿Qué no aprendí y me hubiese gustado aprender?
Todavia tengo pendiente desarrollar un dispositivo/acción/diseño de evaluación entre pares en redes para cursos de educación formal. Tengo algunas ideas, voy a hacer un primer intento con una propuesta para estudiantes de la Licenciatura TIC de la USAL ahora en diciembre. Pero no vi mucho al respecto en la red, se nota que la evaluación entre pares es un pendiente para todos. Hoy Pablo dijo en las Jornadas en la UTN esta frase que suele oirse “el ámbito educativo es en el que más se evalúa y menos se cambia”. Quiero lograr evaluación como proceso de aprendizaje, reflexión metacognitiva, que evaluar le deje a cada uno como resultado un plan para nuevos aprendizajes, que la evaluación no sea algo de aprobado/desaprobado impuesto por docente, sino un compromiso con el propio aprendizaje.
Se aceptan ideas sobre cómo evaluarse entre pares respecto a trabajos realizados, usando las redes.

– P3) ¿Qué cambiaría de la metodología en #redeschat?
Redeschat creció solo, con Pablo Bongiovanni fuimos proponiendo ideas y cada vez fuimos dando un pasito más allá hasta llegar al cuarto evento del año. Nos falta mirar para atrás y analizarlo, centralizar los contenidos que se generaron, las personas que participaron, crear una publicación de múltiples autores, posiblemente haremos una Wiki.
Tenemos que analizar lo realizado hasta ahora ¿con qué herramientas?. El verano será tiempo de hacerlo para encarar mejor parados el 2011.


– P4) Buscar, leer y reflexionar acerca de las respuestas dadas por otros participantes a las preguntas 1,2,3: ¿Qué aprendieron los compañeros? ¿Qué de la experiencia de ellos nos interesa y cómo podríamos reutilizarlo? ¿Qué otros aportes podemos comentarles? ¿Podríamos dialogar o comenzar un intercambio al respecto? 



Share Button
 01/12/2010  Posted by  sin categorizar Tagged with: ,  1 Response »

WP template by Suffusion