May 012010
 


Llegamos a la sesión de ayer Eduardo y yo y parecía que venía de fracaso, no había nadie.
Enseguida apareció Silvia Andreoli, no es activa participante del TIOD10, más lo visita para ver cómo anda. A Silvia Andreoli la conocí en CCK09, me copié de ella. Ella hizo su PLE, me partió la cabeza el concepto de entorno personal de aprendizaje y me pasé toda esa noche haciendo el mío. Un hito absoluto en mis aprendizajes.

Entonces estábamos los dos facilitadores del TIOD10 y Silvia Andreoli. Aprovechamos para tener una meta-charla sobre e-learning ya que no teníamos participantes. Para empezar le hice una pregunta a Silvia: ¿Si había visto algo del curso Edfutures de Siemens y Cormier que empezó hace unas semanas, si tenía una opinión sobre el diseño de ese curso respecto a lo centralizado que estaba todo vs. opciones más descentralizadas que podrían esperarse desde una postura más conectivista? A partir de ahí empezamos a charlar sobre esta dicotomía que presenta el diseño de experiencias de aprendizajes: ¿centralizás la participación en un espacio o armás una plataforma que motive la libertad de producir contenidos e interactuar en cualquier lugar de la red? En definitiva de lo que estábamos hablando era de la cuota de autonomía que se puede pretender o motivar entre los participantes.

Silvia responde a eso: depende del público, hay que estar atento a las necesidades. Sí, de acuerdo. Justamente por eso me intriga la decisión de Siemens de centralizar las participaciones de Edfutures en la drupal del curso. Incluso aún más dado que se trata de un público bastante conocedor de la red, más bien especializado en el uso de herramientas y hábiles en modalidades de aprendizajes 2.0. Inculso con ese nivel de participantes Edfutures tiene un diseño bastante centralizado.

El TIOD10 no es para un público especializado en tecnología sino todo lo contrario, tiene un enfoque de PUENTE, intenta encontrar la manera de crear ese vínculo necesario entre los docentes que no son especialistas en tecnología y las nuevas maneras de aprendizaje que la tecnología posibilita y pontencia. ¿Qué nos queda para nosotros entonces, sí o sí debemos plantear un aula de trabajo absolutamente centralizada y no esperar autonomía de movimiento de los participantes? Un dilema.

Mientras estábamos discutiendo estas cosas (Silvia, Eduardo y yo), aparece Sergio en la sesión, un inmigrante batallador que desde los comienzos del TIOD10 fue sorteando obstáculos, aprendiendo, incorporando nuevas habilidades de aprendizaje. Aprovechamos la ocasión y le preguntamos cómo se sentía en su proceso de aprendizaje en el TIOD10. En resumidas cuentas la postura de Sergio fue: si bien aprendió mucho en estas 5 semanas de TIOD10 él hubiese querido más ayuda de los facilitadores en el comienzo, que lo llevaran más de la mano. En este punto me parece necesario aclarar decisiones respecto a nuestras intervenciones como facilitadores del taller: como nuestra intención era lograr que los participates desarrollaran autonomía, se dieran contra las herramientas solos para aprenderlas desde la práctica, pudieran tener descubirmientos a la medida de sus intereses y ganas, pudieran generar vínculos entre ellos para ayudarse y aprender juntos…. decidimos que nuestra intervención debía darse mayormente a partir del diseño, en la propuesta de agenda de investigación y con una omnipresencia en la barra de chat de la Ning (también en mensajes privados) y en cuestiones organizativas, pero no como interlocutores directos que centralizan la voz y así generan esos díalogos donde el grupo habla uno a uno con el docente pero no entre ellos. Elegimos dejar nuestra voz para nuestros blogs personales, los que quisieran hablar con nosotros podrían encontrarnos allí. Estas decisiones que tomamos y llevamos a cabo en nuestra práctica como facilitadores durante esta primera mitad del TIOD10 puede modificarse o no en adelante a la luz de los aprendizajes que estamos haciendo con la experiencia. Estamos rediseñando constantemente el TIOD10, el aprendizaje es un plan abierto.

Entre tanto aparecieron Any (Córdoba, Argentina) y Andrés (Rosario, Argentina). Descubrimos que Andrés era nativo y como tal un impertinente: enseguida -luego de luchar con el chat, vale aclarar que el nativo tuvo problemas técnicos y los inmigrantes no- encaró a Sergio con la siguiente pregunta “¿Vos querés más ayuda para aprender porque sentiste mucho caos pero acaso no aprendiste de esta manera?” Ahhhh, joven nativo. Sergio contestó algo así “sí, aprendí, pero hubiese querido golperame menos”.

Así las cosas. Inmigrantes diciplinados y sufridores aprendiendo a los golpes (los que nos animamos a pelearla), nativos felices e impertinentes metiendo mano sin miedo -tocando botones que no deben- pero aprendiendo felices con el prueba/error, preguntando y pidiendo ayuda sin miedo.

¿Cómo facilitar entonces una experiencia de aprendizaje para un grupo compuesto de inmigrantes, nativos, y gente bisagra? Y sacando esta pregunta del e-learning y expandiéndola al aula presencial ¿cómo trabajar en el terreno de esta paradoja: “enseñar autonomía”?

Cuando una hora y media más tarde estábamos cerrando la sesión apareció Tania (Caracas, Venezuela, una guerrera que servirá para otra batalla).

Ideas que quedaron de esta rica sesión para trabajar, aprender y seguir investigando:

  • dar una hoja de ruta (no es para nada casual para mí que Sergio le haya puesto ese nombre a su pedido de ayuda a los facilitadores, ya que nuestra investigación sobre método, intervencion docente y dinámicas de clases en VOS se llama exactamente así “hoja de ruta“)

  • el TIOD10 es inicialmente un “grupo”, la “red” deviene después cuando pasa el tiempo, cuando las personas nos vinculamos, una red lleva su tiempo porque los vínculos llevan tiempo.
  • trazar el puente entre inmigrantes/nativos, entre el caradurismo del mete-mano nativo y el cuidadoso inmigrante que lee los manuales y tiene miedo al error y a no saber.
  • no se trata de diseño de experiencias de aprendizaje centralizadas o descentralizadas sino del grado de autonomía que se puede esperar/motivar en los participantes.
  • el PLE (entornos personales de aprendizaje) no como punto de partida sino como punto de llegada.
  • los inmigrantes digitales en busca de su “maduración digital”

Para terminar, una reflexión respecto a nuestra intervención como facilitadores del TIOD10: creo que respecto al andamiaje fallamos -con algunos participantes- en la altura de la meta. Para algunos estaba muy alta. Por suerte, tenemos todavía varias semanas para acercar un poco la meta con una soga, crear un andamio más grande, cambiar la meta, o ver qué hacemos para mejorar nuestra intervención como facilitadores del aprendizaje de otros.

Hasta la próxima.

Share Button
Abr 182010
 

Mañana empieza el MOOC (massive open online course)facilitado por G. Siemens y D.Cormier: EDFutures, “Future(s) of Education”.

Ojalá tuviera tiempo para seguirlo bien pero estoy muy ocupada co-facilitando el Taller de investigación Online para docentes “Nuevas Maneras de aprender” TIOD10. Espero poder al menos olfatear algo de lo que allí suceda. Desde ya es un “must” en cursos online masivos sobre educación.

Obviamente Edfutures será de modalidad conectivista, está diseñado por el papá del conectivismo. Y esto no es poco: ¿cuántas experiencias de aprendizaje online hay hoy que sean descentralizadas, en red, basadas en la potencia de la conexión entre participantes, enfocadas en el surgimiento y crecimiento del conocimiento a fuerza de trabajo colaborativo entre pares?

.

Share Button
 18/04/2010  Posted by  Tagged with: , , , , ,  No Responses »

WP template by Suffusion