Mar 102015
 

Hace varios años que en el colegio Las Cumbres estamos desarrollando una metodología de trabajo con los blogs en el aula. Sistematizo algo de esta experiencia así:

En el colegio trabajamos con 3 tipos de blogs en aula:

  • blogs de aula (grupales)
  • blogs de docentes y alumnos (individuales)
  • blogs de equipos (grupales, por ej: deportes)

Para analizar y pensar los usos de los blogs en clase, creamos una categorización que muestra el momento en que se usa el blog. Para referirnos a estos usos del blog decimos “el blog como…”:

  • clase anticipada
  • clase en retrospectiva
  • clase en acción

y el tiempo infinito del blog que es común a todos sus usos:

  • archivo pedagógico
imag realizada por Mariana Massigoge

imag realizada por Mariana Massigoge

El tiempo o momento en que el blog se usa en relación a la clase dice mucho del tipo de actividad que se realiza con él, sugiere formas de intervención docente y, también, posibilita determinadas participaciones y producciones de alumnos.

 

  • Anticipación
  • El blog como “clase anticipada”. Un docente anticipa su clase publicando la actividad que quiere hacer antes que suceda. Puede avisar sobre esta publicación a alumnos si quiere que estos preparen o traigan algo, o puede usar esa publicación en clase para no perder tiempo explicando la actividad o copiando en el pizarrón: esta anticipación permite que el docente esté libre para otras intervenciones durante la clase como así también da mayor autonomía a los alumnos, respetando el tiempo de cada uno.

     

  • Volver 
  • El blog como “clase en retrospectiva” ¿Qué hicimos hoy? El chequeo del final del día que un docente de primaria realiza para repasar y evaluar el proceso de los alumnos puede ser una publicación en el blog. Esta entrada puede escribirse de manera colectiva en clase, asignarse autores rotativos, etc. Contar con este tipo de entradas facilita el repaso de los alumnos en casa, cuando están haciendo tareas; permite a los alumnos que faltaron saber qué se hizo; genera un registro del proceso que puede ser retomado en próximas clases o actividades; es una evaluación permanente: en base a lo que los alumnos pueden decir de lo realizado, el docente recalcula planificaciones.   El tipo de comentarios que se puede solicitar por parte de los alumnos es: completar con lo que falte, hacer preguntas sobre lo que no quedó claro, dar una impresión sobre el trabajo del día, etc.

    En nivel inicial este es el uso más común: contar lo realizado.  Los destinatarios suelen ser los padres, se les cuenta lo que hacen sus hijos. Es recomendable tomar este tipo de entradas para ir hacia el “blog en acción”: escribir de manera colectiva – con el uso de la mano secretaria de docente o alguien que sepa escribir- las entradas con los chicos o leer en voz alta al grupo una entrada que comente lo realizado en el día.

    En los blogs de alumnos y profesores de secundaria, este uso es común, permite generar un archivo de lo hecho en clase a modo de carpeta compartida que les sirve para estudiar, repasar y prepararse para evaluaciones. Un uso general es compartir lo hecho en clase con presentaciones de diapositivas y notas realizadas con la pizarra digital.

     

  • Estar
  • El “blog en acción”.Cuando el blog se usa en clase, de la misma manera que el lápiz, la carpeta, el libro, el pizarrón…es cuando suceden los descubrimientos. Los docentes que incorporan la compu abierta (u otro dispositivo) con el blog disponible generan dinámicas de trabajo que modifican la práctica: el blog como fuente, como canal de comunicación, como borrador, como pizarra, como prueba y error, como conversación en la que todos tienen voz y todos son escuchados, como glosario, como aficha de preguntas, como toma de notas, etc.

    Lo más intersante: las prácticas del “blog en acción” son colaborativas (para todos y realizadas por varios o más de uno). Se dan en auténticas aulas-red.

      

  • Memoria

  • El blog como “archivo pedagógico”. El hecho de generar un registro de los procesos de enseñanza y aprendizaje en el blog nos permite crear un tesoro que llamamos “archivo pedagógico”. Se trata de la biografía pedagógica de un grupo, de cada alumno, de cada docente.  Este archivo deja disponible un riquísimo material para docentes y alumnos. Los docentes año a año tienen sistematizadas sus actividades (para copiarlas, reverlas, modificarlas, volverlas a pensar y utilizar). El archivo es un registro al que los docente pueden recurrir al pensar sus clases: ese mismo contenido que quieren dar en su clase fue trabajado antes por los alumnos con otro docente o en otro año, recuperar saberes previos a partir de lo que los propios alumnos han realizado tiene un valor extra. Esta práctica está muy poco experimentada, deberíamos explorar sus posibilidades a fondo: ¿cómo serían las clases y los aprendizajes si los alumnos pudieran usar de fuente sus propias producciones de contenidos, retormarlas, ampliarlas, crear nuevas versiones? 

     

    ¡Por fin escribí esta entrada! 🙂
    Vamos acopiando, en camino hacia el libro sobre una “didáctica de aula-red”.

    Share Button
     10/03/2015  Posted by  Apuntes, Aula-red, Didáctica blog Tagged with:  Add comments

     Leave a Reply

    You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    (required)

    (required)

    WP template by Suffusion